Conoce tu tratamiento para evitar complicaciones

Con el paso de los años, muchas enfermedades como la diabetes, el colesterol o la hipertensión, se hacen crónicas y nos obligan a tomar fármacos diariamente para poder controlarlas.

Pero cuando un nuevo problema de salud aparece, es importante conocer que estamos tomando previamente para evitar interacciones entre los medicamentos.

Lleva una lista de los fármacos que estás tomando, o en su defecto, los resguardos o los prospectos de la medicación. Esto ayudará al personal médico a saber exactamente lo que tomas en casa.

No te olvides incluir los productos naturales o de herboristería, las vitaminas o preparados similares, ya que a veces pueden alterar la absorción de otros tratamientos.

Si padeces algún tipo de alergia o crees que puedes estar embarazada, debes comunicárselo a tu médico antes de empezar a tomar una nueva pastilla.

Conoce tu medicación para evitar errores que puedan producirte complicaciones.