La Delegada de Salud y Familias, Manuela Caro, ha puesto en valor el cuidado y el acompañamiento enfermero como elementos vitales para la recuperación de la persona


El salón de actos del Hospital Infanta Elena acoge hoy las XVII Jornadas de Enfermería del centro hospitalario, dedicando todas y cada una de sus ponencias al fomento de la humanización en distintas áreas y momentos dentro del proceso general de enfermedad por el que puede pasar un paciente. Toda una declaración de intenciones que marca la línea de trabajo sobre la que quiere pivotarse el trabajo enfermero de este centro en los próximos años.

 Tras cinco años sin convocarlas, el Hospital ha reunido esta mañana a más de un centenar de profesionales de la enfermería procedente de distintos centros sanitarios de la provincia. La delegada territorial de Salud y Familias en Huelva, Manuela Caro, acompañada por la directora gerente del Hospital Infanta Elena, Julia Paloma Hergueta, y el director de enfermería del centro, Emilio Carrascal, han presidido el acto de inauguración en el que se ha puesto en valor la vocación de cuidados y servicio que tiene siempre presente la enfermería y su importancia en la mejora de la salud y la calidad de vida del paciente.

Las Jornadas, que recuperan una tradición formativa con más de 16 años de historia, han sido organizadas por la Asociación de Enfermería del Hospital Infanta Elena y cuentan con un programa extenso, con el que se pretende dar a conocer y analizar la estrategia de humanización en cada una de las actividades enfermeras. El objetivo no es otro que atender a la dimensión humana del paciente y no solo a los síntomas de una enfermedad, como condición imprescindible para brindar una asistencia de calidad.

En esa misma línea se ha pronunciado la delegada territorial, que ha recordado, desde su visión como responsable sanitaria de Huelva y como enfermera de vocación, que la aplicación de las técnicas más novedosas y seguras es muy importante, pero no es suficiente para cuidar a las personas y ha destacado el cuidado, el acompañamiento, el apoyo y el consuelo como elementos vitales en la atención integral a los pacientes.

Con la intención de profundizar en estos temas, el programa recoge la exposición de varias experiencias de humanización en distintos servicios y momentos del proceso de enfermedad, con el fin de impulsar un sano debate y sensibilización entre profesionales. Así, las Jornadas se inician con la conferencia inaugural, que corre a cargo de la directora de enfermería del Hospital de Motril, Elena Morales, que ofrecerá una visión integral de la humanización en todos los aspectos de la asistencia sanitaria.

Posteriormente, el profesor honorario del Departamento de Enfermería de la Universidad de Huelva, Manuel Márquez, y experto en este ámbito, centrará su intervención en la necesaria normalización de los cuidados y la enfermera Alicia Rosado brindará un breve alegato sobre “el regalo de la compasión” como elemento fundamental para acercarse al paciente y a sus familias con una mirada de empatía y de calor que les ayude en los momentos más difíciles.

Las jornadas, que han contado siempre con un reconocido prestigio tras 16 ediciones anteriores, vuelven a convertirse en el foro de intercambio de experiencias, dando paso a Rosa Pérez Espina, enfermera del equipo de Soporte en Cuidados Paliativos, en cuya ponencia abordará la necesaria sensibilidad ética y la importancia del acompañamiento en el final de la vida.

Para terminar, la supervisora de la UCI del Infanta Elena, Ana Gómez, se centrará en las dificultades que atraviesan los pacientes que tienen que ser ingresados en una Unidad de Cuidados Intensivos y la imprescindible empatía que deben promover los profesionales sanitarios, con ellos y con sus familias, para que su estancia sea lo menos lesiva posible y le permita mantener un estado de ánimo más proclive a la recuperación, minimizando así las consecuencias de un ingreso en la unidad, en cuanto al impacto emocional y psicológico que genera. 

Este encuentro supone también toda una declaración de intenciones del colectivo y del centro hospitalario acerca de su compromiso con la formación y el deseo de seguir actualizando conocimientos y abordando nuevas líneas de trabajo que conlleven una mejora de la atención a los pacientes, en consonancia con las políticas de la Consejería de Salud y Familias.